¿CÓMO PREPARAR UN BUEN CAFÉ?

¿Cómo preparar un buen café?

Para los que amamos el café muchas veces nos hacemos estas preguntas, ¿cómo preparamos un buen café?, ¿cuál es el mejor café?, ¿y la mejor cafetera?…

En ocasiones no tenemos tiempo de elaborar un café perfecto o intentamos ahorrarnos pasos que hacen que el café pierda sabor.

Os dejamos unos trucos o consejos para que podáis disfrutar de un buen café. Ese café que creemos nos hace falta en el desayuno para poder tener un buen día

La primera pregunta que tenemos que resolver es: ¿cuál es el mejor café?.

Sin dudarlo el café en grano, contiene más sabor y mantiene intactas sus propiedades.

Existen miles de variedades en grano, para los más golosos por ejemplo el café con aroma de chocolate. Elegir muchas veces es complicado, os aconsejamos probar varios aromas y no quedarnos solo con el básico, puede convertirse rutinario utilizar solo un aroma, no todos los días son iguales, debemos de probar y beber en cada momento aquello que nos apetece.

La segunda pregunta que nos hacemos es ¿cuál es la mejor cafetera?

Para nosotros la italiana, conserva mejor el sabor y el café es mucho más natural.

En ocasiones usamos las cafeteras de cápsulas por rapidez, pero tenemos que tener claro que el café no será el mismo, no tendrá su auténtico sabor y las propiedades naturales que tiene el café no estarán intactas.

Y por último ¿cómo preparar un buen café?

Lo primero que tenemos que hacer el moler el café, si queremos tomar café en grano porque tiene más sabor, necesitamos un molinillo, ya sea manual o eléctrico, nosotros aconsejamos el manual porque no quema tanto el café pero comprendemos que en ocasiones no tenemos tiempo.

Un error muy común es moler todo el café y guardarlo para las próximas veces, esto hace que el café pierda el sabor y aroma.

El segundo paso es hervir el agua.

Nosotros aconsejamos primero hervir el agua y después añadir el café (con cuidado ya que la cafetera estará muy caliente).

¿cuánto café añadimos? hasta el borde y muy importante sin prensarlo ni aplastarlo.

Un truco cuando ponemos el café es hacer un agujero en el medio que coincida con el tubo de la cafetera. De esta forma el café sale antes y ayuda a tener más crema.

Cuando ya lo tenemos todo listo, lo ponemos en el fuego, con la tapa abierta, esto hace que el agua tarde más en hervir pero también hace que el agua esté más en contacto con el café y aumente su sabor.

Cuando el café empiece a subir bajamos la tapa y bajamos la potencia del fuego. Si queremos un café intenso es mejor fuego lento, si preferimos un café suave usaremos el fuego fuerte.

Antes de que termine el café apagaremos el fuego, dejando que que lo último se haga con el propio calor que ya tiene la cafetera y así permitiremos al café que se vaya asentando.

Cuando todo el proceso termine, hay que dejarlo reposar, mínimo un minuto y después remover el café dentro de la cafetera.

¡Todo listo para disfrutar de un buen café!

No te olvides de disfrutar de su sabor y su aroma.

Tenemos una vida llena de estrés así que tómate un respiro y disfruta del momento. Seguro que te ayudará a empezar el día de una mejor manera.

Y recuerda: «El camino al cielo se recorre en una tetera» …… o cafetera!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.